Belfort

La torre más importante de Brujas mide 83 metros de altura y alberga, entre otros, un carrillón con 47 melodiosas campanas. En la zona de recepción los visitantes que hacen cola pueden obtener un montón de informaciones interesantes sobre la historia y el funcionamiento de este campanario de Brujas protegido como parte del patrimonio de la cultura. Aquellos que tengan el valor de subir las 366 escaleras pueden hacer un descanso y tomar aire en la tesorería (donde en la Edad Media se conservaban la Carta Municipal, el sello de la ciudad y los fondos públicos, en el piso del impresionante reloj o en la cámara del carillón. Una vez llegados a lo más alto, tus esfuerzos serán recompensados con unas vistas sensacionales sobre Brujas y sus alrededores.

Museo

Suba 366 escaleras para disfrutar de esta visión panorámica. En su camino hacia arriba pasará por la cámara del tesoro del campanario donde en la Edad Media se conservaban las Cartas Municipales. En los "stenen vloer" (suelo de piedra) puede saber más sobre los relojes y el carillón. Un poco más alto todavía se encontrará cara a cara con el campanario triunfante y el mecanismo de funcionamiento del reloj.

Historia

El campanario forma parte de un complejo de salones del siglo XIII, que en la Edad Media servía como almacén y como sala de ventas. Este imponente edificio mide 83 metros de altura y está constituido por dos secciones de ladrillo cuadrado conectadas del siglo XIII con en su parte superior una linterna diagonal hecha con piedra de cal (1482-1486). Hasta 1741 coronaba la torre una aguja de madera de 19 metros. Los campanarios tienen un significado simbólico y son testigos de la autoconfianza de las ciudades en la Edad Media. Además, pertenecen a los ejemplos antiguos de arquitectura pública y civil de la Edad Media. Desde 1999 son reconocidos como patrimonio mundial de la UNESCO.

Colección

Los lugares a visitar con las puertas de hierro del 1300, el campanario triunfante del fundidor de campana Melchior de Haze, el tambor del carillón de 1748, el mecanismo del reloj de la torre y las 47 campanas del carrillón. Desde la sala de la torre puede tener vistas al piano de la cámara del carillón.