Stadhuis

El Ayuntamiento de Brujas data de 1376 y es uno de los más antiguos de los Países Bajos. Desde aquí se está gobernando la ciudad desde hace más de 600 años. Algo que no puede dejarse de ver es la Sala Gótica que, con sus murales de aproximadamente el 1900, y su bóveda policromada es una fabulosa obra de arte. En la histórica sala se convocan el consejo comunal histórico con documentos originales y obras de arte. En la planta baja una exposición multimedia gratuita ilustra la evolución de la Plaza Burg.

Museo

El salón del ayuntamiento es dominado por las consolas del siglo XIX y los imponentes retratos de los gobernantes. La multimedia contemporánea arroja más claridad sobre la histórica construcción del Ayuntamiento y de la Plaza Burg. Quien esté interesado en la lucha de poderes entre ciudadanos y gobernantes debería visitar la sala gótica y la histórica. En las vitrinas están, entre otras cosas, las primeras monedas usadas en Brujas y documentos de archivo como el gran sello o una copia del relato histórico de Galbert de Brujas.

Historia

Después de la muerte de Carlos el Bueno (1127) Brujas recibió un estatuto de la ciudad por el cual obtenía una mayor autonomía política y un consejo propio. En 1376 empezaron los trabajos de construcción para un ayuntamiento en la Plaza Burg. La construcción del mismo llevó siglos debido en parte a constantes problemas y a la falta de espacio. Al finales del siglo XIV el arquitecto municipal Delacenserie llevó a cabo trabajos de renovación que duraron veinte años (ej. nueva sala gótica). En la restauración de la fachada en 1959 las estatuas fueron consideradas de mala calidad y fueron quitadas. La discusión en torno a cómo completar las alcobas vacías duró hasta 1989. Finalmente, la ciudad solicitó a los escultores que volvieran a colocar las estatuas originales de gobernantes y figuras bíblicas.

El ayuntamiento de Brujas data de 1376 y con ello es uno de los más antiguos de los Países Bajos. Desde aquí se está gobernando la ciudad desde hace más de 600 años. La Sala Gótica con sus fabulosos murales del siglo XIX y una bóveda policromada, es una obra de arte en sí misma. Las figuras esculpidas le transportarán al pasado glorioso de Brujas. La eterna lucha de poderes entre el gobierno municipal, los príncipes y la gente de Brujas se explicará desde el tema "Ciudadanos y administración".