Burg

Ya habitado en el siglo II, este lugar se convirtió en centro neurálgico del Conde de Flandes. Desde el palacio Franc de Bruges se administró todo el territorio, desde finales de la Edad Media hasta 1795. Luego, el conjunto fue ocupado por los tribunales durante casi 200 años. A la izquierda de la casa consistorial del siglo XIV encontramos el archivo civil, un edificio peculiar de estilo renacentista brujense. A la derecha se erige la Basílica de la Santa Sangre, en la que se conserva la reliquia que contiene la Santa Sangre.