Jan van Eyckplein

La estatua del famoso pintor brujense Jan van Eyck (1370 – 1441) se alza orgullosa en la plaza que lleva su nombre.No es la única atracción de la plaza : fíjese también en el carácter histórico del resto de la plaza. Es que aquí se encontró el puerto de Brujas donde las mercancías se cargaban y se descargaban. Hoy en día el lugar de trabajo de los comerciantes y los burgueses ricos (los ciudadanos del burgo medieval) es mucho más tranquilo, pero todavía posee un gran atractivo sutil. La escultura del Oso de la Lonja mira con aprobación mientras que explora la plaza Jan van Eyck. Deambule y admire las fachadas hermosas de la Antigua Aduana, la Casa de los Estibadores y la Lonja de los Burgueses o descanse un momento al borde del agua. La plaza Jan van Eyck también es un punto de partida ideal para descubrir el barrio popular y pacífico de San Gil.